EUDE | Editorial Universitaria del Ejército Argentino
 
   
 
Batallas Históricas

EXPEDICIÓN AUXILIADORA AL ALTO PERÚ SEGUNDA CAMPAÑA


 
 



SEGUNDA CAMPAÑA AL ALTO PERÚ

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Objetivos

Detener el avance del ejército realista vencedor en Huaqui.

Hacer fracasar con ello la probable ejecución del «plan de convergencia», consistente en la marcha de dicho ejército sobre Buenos Aires combinadas con las operaciones que sobre esta ciudad emprenderían fuerzas realistas y portuguesas desde la Banda Oriental, apoyadas por una poderosa escuadra.

Responder al clamor de las poblaciones del Noroeste, que habían rendido grandes sacrificios a la causa de la Revolución, levantando su moral decaída a raíz del desastre de Huaqui y alarmadas ante la perspectiva de quedar desamparadas, libradas a la saña del invasor.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Fuerzas
Patriotas

Ejercito Auxiliar del Perú

El gravísimo contraste sufrido en Huaqui y la larga y penosa retirada lo habían convertido en una masa carente de cohesión: su moral era muy baja. Sus efectivos llegaron pronto a 1.500 hombres, de los cuales una cuarta parte estaban enfermos. El armamento no alcanzaba ni para la mitad de las tropas. Belgrano se contrajo al acrecentamiento de la capacidad combativa del ejército, y en vista de la inactividad del enemigo resolvió avanzar hasta Jujuy, según sus palabras, «siquiera para detener los progresos de aquél sobre los afligidos pueblos que imploraban la protección del gobierno». Llegó a dicha ciudad el 19 de mayo de 1812. Su intención era apoyar La rebelión de Cochabamba contra los realistas o disputar a éstos el terreno mientras continuaba la reorganización e instrucción de sus fuerzas.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Fuerzas
Realistas


La sublevación de Cochabamba obligó a Goyeneche a marchar para sofocarla con parte del ejército vencedor en Huaqui, mientras otra parte del mismo, a órdenes del general Tristán avanzaba hacia Jujuy.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Desarrollo
de la
campaña

Año 1812
23 de agosto. — Por disposición del gobierno Belgrano retrocedió desde Jujuy hasta Tucumán, previa orden a la población de evacuar el territorio, episodio éste conocido como «el éxodo jujeño».

-------------------------------------------------------------------------------------------------------



BATALLA DE LAS PIEDRAS
(3 de septiembre)


Un destacamento realista (600 hombres a órdenes de los coroneles Llano y Huici) adelantado por Tristán en persecución de los patriotas, ataca la retaguardia de éstos que mandaba Díaz Vélez, a la que dispersa y persigue.
Belgrano despliega sus fuerzas a orillas del río de las Piedras. Detenidos los realistas por el fuego de la artillería, los patriotas se lanzan al ataque en tres agrupaciones, en una acción coordinada contra el frente y ambas alas del enemigo, el cual se puso en precipitada retirada, y cuyas pérdidas fueron 20 muertos y 25 prisioneros.
Reconfortada la moral de las tropas con este triunfo. Belgrano continuó la marcha hacia Tucumán. En el trayecto recibió nuevas órdenes del gobierno, según las cuales debía proseguir la retirada hasta Córdoba.



-------------------------------------------------------------------------------------------------------


13 de septiembre.

El ejército patriota llega a Tucumán, donde Belgrano, en atención a los distintos factores de la situación que vivía, resuelve, contrariando dichas órdenes, poner fin al movimiento retrógrado. Su idea era esperar al enemigo fuera de la ciudad y atacarlo una vez que se hubiera aproximado.



-------------------------------------------------------------------------------------------------------




BATALLA DE TUCUMAN
(24 de septiembre)



 


Fuerzas patriotas:
1.800 hombres; de ellos sólo 800 infantes.

Fuerzas realistas:

Algo más de 3.000 hombres; de ellos unos 2.000 infantes, y 13 piezas de artillería.

La acción
El día anterior a la batalla, al tener conocimiento que los realistas habían llegado a Los Nogales (18 kilómetros al Norte de la ciudad de Tucumán) Belgrano formó su ejército en batalla al Norte de la misma, interceptando el camino de marcha de aquéllos.
El día 24 los realistas realizaron un rodeo por el Oeste de la ciudad, movimiento que amenazaba cortar la línea de retirada de los patriotas. Estos fueron entonces a situarse en el campo de las Carreras, al Sudoeste de aquélla.

Cuando parte de la infantería realista iniciaba el ataque, Belgrano ordenó que su infantería, de la cual un tercio tenía grandes cuchillos en lugar de bayonetas, cargara al arma blanca sin contestar el fuego que recibía. Al mismo tiempo dispuso que la caballería del ala derecha (en gran parte armada de lanzas y cuchillos enastados, y muchos sin más que puñales, lazos y boleadoras) cargara por el flanco al regimiento de caballería de Tarija, que constituía la extrema a la izquierda realista, mientras la caballería patriota mantenida de reserva cargaba frontalmente. Esta acción motivó la rápida derrota de la caballería enemiga, que abandonó el campo. La caballería vencedora se dedicó a lancear dispersos y saquear bagajes.
Los batallones Abancay, Cotabamba y Real Lima, que formaban el resto del ala izquierda realista, desmoralizados por la derrota de su caballería, se replegaron en bastante desorden.
Mientras tanto, en el ala izquierda patriota el batallón de Pardos y Morenos y el piquete de jinetes de Santiago del Estero habían abandonado el lugar de la acción debido al ataque de los batallones Paruro, Chichas y Fernando VII. Estos batallones, al observar el repliegue del ala izquierda realista y el avance de la derecha patriota, se replegaron a su vez.
En ese momento todo era confusión en el campo de batalla, como consecuencia de los movimientos realizados por ambos bandos, cuyas tropas en parte se encontraban entremezcladas, a lo cual se unían las dificultades para la observación motivadas por el humo que cubría el lugar y el pasaje de una nube de langostas.

Belgrano creyendo que los realistas se habían apoderado de la ciudad, reunió unos 200 dispersos y con ellos se dirigió al Rincón, paraje situado tres leguas al Sur de aquélla.
Díaz Vélez con casi toda la infantería y la artillería se había replegado a la ciudad, llevando como trofeos las banderas de tres batallones, cinco cañones, algunos centenares de prisioneros y el parque del ejército realista. Luego re­chazó la intimación de rendirse que le formulara Tristán, quien se había posesionado de los arrabales al Oeste de la ciudad.
Al día siguiente Belgrano, en conocimiento de la situación, avanzó con 500 hombres hacia los realistas y les intimó rendición, lo que fue rechazado.
Durante la noche el general patriota con la caballería se trasladó al arroyo Manantiales; su intención era interceptar la retirada del enemigo, no logrando su objeto pues éste siguió por el camino de Salta.


Pérdidas

Realistas:  450 muertos, 687 prisioneros, 7 piezas de artillería, 400 fusiles, tres banderas, dos estandartes, todo el parque y bagajes. Patriotas:  80 muertos y 200 heridos.


Prosecución de las operaciones Patriotas


Después de la victoria de Tucumán, Belgrano prosiguió las tareas de organización e instrucción del ejército, por considerarlo indispensable antes de proseguir las operaciones.



-----------------------------------------------------------------------------------


Año 1813

1 de enero.

El ejército patriota inicia la marcha hacia Salta.

2 de febrero.
Tiene lugar  a orillas   del río  Pasaje  el juramento  de obediencia   a  la  Asamblea   General  Constituyente,   ante   la  bandera   creada por Belgrano.

Realistas
Tristán, que permanecía en Salta y había recibido algún refuerzo, desconocía el avance de los patriotas, suponiéndolos inactivos por haber llegado la estación de las lluvias que desbordaban los cursos de agua. Sólo cuando una fracción establecida en Cobos, 20 leguas al Sur de Salta, fue sorprendida por los patriotas, el jefe realista enteróse de la marcha de éstos.


-----------------------------------------------------------------------------------



BATALLA DE SALTA
(20 de febrero)


 


Fuerzas en presencia

Patriotas: 3.700 hombres y 12 piezas de artillería. Realistas: 3.400 hombres y 10 piezas de artillería.


Movimientos previos
Al tener conocimiento del avance patriota, Tristán resolvió librar batalla, a cuyo efecto estableció sus fuerzas en proximidad de los portezuelos al Sudeste de la ciudad, cerrando el desfiladero por donde pasaba el camino que traía su adversario.

Belgrano adelantó su vanguardia hacia los portezuelos, con la intención de hacer creer al enemigo que avanzaría por allí. Mientras tanto con el grueso realizó un rodeo por la quebrada de Chachapoyas, cuya practicabilidad desconocían los realistas, y fue a desembocar en la hacienda de Castañares, una legua al Norte de Salta, en la mañana del 19 de febrero, después de una marcha nocturna efectuada bajo una intensa lluvia. Allí se le incorporó la vanguardia.
Los realistas que habían descubierto la maniobra fueron a situarse al Norte de la ciudad, de espaldas a la misma, teniendo inmediatamente detrás suyo el Tagarete de Tineo (zanjón). Allí esperaron el ataque.

Luego de dar algún descanso a las tropas Belgrano continuó su avance hacia Salta, deteniéndose a mitad de camino listo para entrar en combate. Durante la noche prosiguió la lluvia, que fue muy copiosa.



La acción
A mediodía del 20, después de secar las ropas al sol y preparar sus armas, los patriotas reiniciaron el avance y pasaron al ataque.
La caballería patriota del ala Oeste cargó a la caballería realista a su frente y luego de dispersarla la persiguió hasta el interior de la ciudad. La infantería patriota de dicha ala atacó el ala izquierda realista, la que se replegó en desorden hacia la ciudad.
Los batallones que formaban la segunda línea del dispositivo de Tristán ocuparon el lugar dejado por los que se habían replegado, pero muy pronto se desorganizaron, retirándose precipitadamente.
Poco después el centro realista corrió la misma suerte, arrastrando en su fuga a la reserva.
En la falda del cerro San Bernardo una agrupación realista resistía tenazmente. Allí concurrió Belgrano con la reserva, obligando a esas tropas a rendirse.
Mientras tanto, el centro y el ala Oeste patriota habían penetrado en la ciudad en persecución de los derrotados.


Pérdidas

Patriotas:   103 muertos y 433 heridos.

Realistas: 480 muertos. Todo el resto del ejército, «sin salvarse uno solo», fue hecho prisionero (114 hombres estaban heridos).

La capitulación
Belgrano, inspirado en sus ideales y sentimientos de paz y concordia, y creyendo interpretar el espíritu de la Revolución, concedió la libertad a los vencidos obligándolos por juramento, desde el general hasta el último soldado, a no tomar las armas contra las Provincias Unidas, hasta el límite del Desaguadero. Consideró que el sentimiento de gratitud que acción tan noble despertaría en el corazón de los derrotados bastaría para atarlos a la causa de Mayo y convertiría a muchos en propagandistas de la misma.

Prosecución de la campaña
Al librarse la batalla de Salta, en el Alto Perú Goyeneche contaba con algo más de cuatro mil hombres. El nombrado general solicitó y obtuvo de Belgrano un armisticio por 40 días. El virrey del Perú desaprobó este convenio, así como la capitulación de Tristán. Encontrándose con su ejército en Oruro, Goyeneche fue reemplazado por el brigadier Joaquín de la Pezuela, quien avanzó hasta Ancacato.
Belgrano, que después de su victoria del 20 de febrero había permanecido en Salta dedicado a la reorganización de sus fuerzas, emprendió a mediados de abril de 1813 su avance hacia el Norte, llegando a Potosí el 21 de junio. Su plan era: marchar en busca del enemigo con la masa del ejército desde Potosí; con una agrupación de 1.200 hombres (que el coronel Zelaya debía reclutar) desde Cochabamba y otra agrupación de 2.000 indígenas (coronel indio Cárdenas) desde Chayanta. Al mismo tiempo se procuraría sublevar las poblaciones a retaguardia del ejército realista.
El 27 de septiembre los patriotas alcanzaron la pampa de Vilcapugio, donde se detuvieron en espera de la concurrencia de Zelaya y Cárdenas. Goyeneche se situó en Condo Condo, unos 30 kilómetros al Oeste de Vilcapugio. La indiada de Cárdenas fue atacada y dispersada en Ancacato por un destacamento realista al mando del comandante Castro. Por los papeles tomados a Cárdenas, Goyeneche se enteró del plan patriota y resolvió atacar a Belgrano antes de la llegada de Zelaya.



-----------------------------------------------------------------------------------



BATALLA DE VILCAPUGIO
(19 de octubre de 1313)

  Fuerzas en presencia

Patriotas: 3.500 hombres, de los cuales unos mil eran reclutas, y 11 piezas de artillería. La caballería montaba mulas en pésimo estado. Las tropas tenían una alta moral.

Realistas:
4.000 hombres con 12 cañones.

La acción

En la madrugada del 19 de octubre el ejército realista apareció sorpresivamente sobre la serranía de Condo Condo e inició el descenso hacia la pampa de Vilcapugio, donde los patriotas se encontraban entregados al descanso. A la vista del enemigo formaron en batalla delante del vivac, desplazándose en seguida hacia su izquierda para interceptar la dirección que seguían los realistas con el evidente propósito de cortarles el camino de retirada hacia Potosí.
Muy pronto ambos adversarios pasaron al ataque. Dispersada la caballería del ala izquierda (Norte) realista ante el empuje de la caballería patriota, cargó ésta contra la infantería, aunque sin éxito.
Los batallones del centro y ala izquierda realista se replegaron desordenadamente debido al ataque de la infantería, abandonando su artillería.
Mientras tanto en el ala opuesta (Sur) el regimiento patriota N°8 era obligado a replegarse, arrastrando consigo al regimiento N9 1 que le seguía como reserva; pero el enemigo a su frente se detuvo, al encontrarse aislado del resto de su ejército que se retiraba precipitadamente hacia la serranía de Condo Condo. La victoria patriota parecía asegurada.
Dos hechos imprevistos cambiaron totalmente el curso de la acción: la aparición en el flanco derecho patriota del escuadrón del comandante Castro, que llegaba en ese momento al campo de batalla y un toque de llamada ejecutado en uno de los batallones patriotas. Al oír el toque éstos se detuvieron confundidos, vacilaron al descubrir al nuevo enemigo y muy pronto iniciaron un desordenado retroceso, en tanto los realistas aprovechaban la oportunidad para rehacerse.
Esforzándose por detener el movimiento retrógrado y reunir a los dispersos, Belgrano echó pie a tierra y tomando en sus manos la bandera subió a un morro donde hizo tocar reunión. Unos doscientos hombres se agruparon a su alrededor. Con ellos intentó dos veces reanudar el ataque, no consiguiendo empero avanzar más allá del pie del cerro.
El resto del ejército patriota había emprendido una desordenada retirada en dos direcciones diferentes, la de Potosí y la de Macha. Belgrano destacó a Díaz Vélez para reunir a los dispersos que se dirigían hacia el primero de dichos puntos, mientras él hacía lo mismo con los que seguían el camino hacia el segundo.
Los patriotas se reunieron en Macha, donde Belgrano desplegó una extraordinaria actividad para poner a sus fuerzas en condiciones de batirse nuevamente.




-----------------------------------------------------------------------------------


BATALLA DE AYOHUMA
(14 de noviembre de 1813)


 
Resuelto a buscar la batalla, Belgrano marchó desde Macha hasta la pampa de Ayohuma, punto que alcanzó el día 9. Pezuela, que había avanzado en procura de su adversario, llegó el 13 a los altos de Taquirí, que dominan dicha pampa. El día 14 los realistas descendieron al llano donde los esperaban los patriotas.

Fuerzas en presencia

Patriotas:
3.400 hombres y ocho cañones. «Sólo 2.000 hombres podían considerarse de pelea; todos los demás eran bultos que no podían servir sino de estorbo.»

Realistas: 3.500 hombres y 18 piezas de artillería.

La acción
Se desarrolló desde el primer momento en forma favorable para los realistas, cuya artillería, dice el general Paz, «rompió un vivo fuego que duró cerca de media hora y que no puede" decirse" que era contestado por nosotros, dado que nuestros pobres cañones no alcanzaban a la mitad de la distancia...
Su artillería impunemente nos despedazaba y hubiera podido por sí sola destruir nuestras fuerzas...».
No bien cesó el fuego de la artillería enemiga Belgrano hizo avanzar la infantería, ordenando que simultáneamente la caballería cargara contra la izquierda realista. El ataque patriota fracasó y luego de tres horas de lucha no quedaba de ellos en el campo de batalla sino unos 400 hombres alrededor de su general.
Los realistas no persiguieron. La victoria les costó unos 500 hombres fuera de combate.
Desde Potosí Belgrano continuó la retirada hasta Tucumán, donde el 30 de enero de 1814 entregó el mando al coronel San Martín.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

CONSECUENCIAS DE LA
SEGUNDA CAMPAÑA AL ALTO PERÚ
 
La victoria de Tucumán, puede decirse, salvó la Revolución. En efecto, a excepción del ejército de Belgrano no se disponía de otras fuerzas para detener a los realistas provenientes del Noroeste, los cuales podrían haber marchado sobre Buenos Aires, operando en combinación con las fuerzas que ocupaban la Banda Oriental y con el ejército portugués que se encontraba en las márgenes del río Uruguay.
Acrecentó el prestigio de la causa patriota y de sus armas e hizo renacer la confianza en el triunfo final.

La victoria de Salta afianzó los resultados de aquélla. La demora patriota en reabrir las operaciones conspiró contra el éxito de las mismas.

Las derrotas de Vilcapugio y Ayohuma anularon los resultados de las victorias anteriores y dieron por tierra con los objetivos que llevaron a emprender esta campaña.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

PRINCIPALES ACONTECIMIENTOS POLÍTICOS Y MILITARES
OCURRIDOS DURANTE LA SEGUNDA CAMPAÑA AL ALTO PERÚ
 
3 de julio de 1812.

Conspiración de Alzaga.


8 de octubre de 1812.
Revolución en Buenos Aires.

Designación del Segundo Triunvirato.


31 de enero de 1813.
Se instala en Buenos Aires la Asamblea General Constituyente.


3 de febrero de 1813.
Combate de San Lorenzo. Años 1812 y 1813.

Operaciones en la Banda Oriental.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------