• En Londres el canciller británico lord Carrington presentó su renuncia, luego de reconocer que lo hacía por haber incurrido en un error de evaluación sobre el caso de las islas Malvinas, ya que no calculaba el desembarco argentino. La dimisión fue aceptada de modo inmediato y en su remplazo fue designado Francis Pym. con un perfil más militarista.
  • Desde las bases de Portsmouth y Plymouth se puso en movimiento la flota Británica, navegando a su frente los portaviones Hermes e Invencible.
  • La primera ministra Margaret Thatcher manifestó estar decidida a retomar las Malvinas. “Nuestro objetivo es recuperar las islas Falkland. Debemos hacer lo que sea necesario para lograr eso”, “No hablaría en términos de guerra. Debemos recuperar las islas Falkland para Gran Bretaña y para el pueblo que vive allí, que es de raza británica”.
  • Austria, Alemania y Canadá suspenden los diferentes compromisos de entrega de armamentos que tenían comprometidos.
  • Los países de la Comunidad Económica Europea condenaron por unanimidad, la intervención armada Argentina. Los gobiernos de los diez países aplicaron, a requerimiento de Gran Bretaña, un embargo completo sobre la exportación de armamentos con destino a Argentina.
  • El presidente de los Estados Unidos exhortó a Gran Bretaña y la Argentina a que solucionen sus disputas sin derramamiento de sangre. “Es una situación muy difícil para los Estados Unidos, porque nosotros somos amigos de los países comprometidos en esta disputa”.
  • Después de una intensa búsqueda en la Isla Gran Malvina y la Isla Soledad fueron encontrados en la tarde del 4 de abril, los 6 infantes de marina británicos que se encontraban prófugos, en perfectas condiciones pero sin el armamento, el mismo había sido preparado en diferentes partes del terreno como trampa con explosivos.
  • El nuevo Gobierno de la Islas comienza a implementar una serie de acciones tendientes a llevar a la población la mayor tranquilidad posible, asegurando el orden, la prestación de los servicios públicos y la administración de la justicia, garantizando todos los derechos de sus habitantes procurando lograr el bien común.