El día 25 de marzo, desde Punta Arenas, partía el buque británico RRS “Bransfield” con destino a Puerto Argentino para reforzar la Guarnición Militar

En Grytviken (Georgias), el buque británico “Endurance” había desembarcado a 22 “marines” y se había alejado de la zona, permaneciendo además 13 civiles pertenecientes a “British Antartic Survey”, que constituían la población semi-permanente de la Isla.

Las corbetas ARA Drummond (P-31) y ARA Granville (P-33) fueron desplegadas entre las Islas Malvinas y las Georgias del Sur, quedando en posición de interceptar al HMS Endurance y rescatar cualquier personal argentino que llevara a bordo.

Ante la escalada de los acontecimientos, el gobierno argentino decide dar un paso adelante y crea un Comando único para conducir dos Operaciones identificadas una con el nombre de “Azul” (posteriormente conocida con el nombre de Operación ROSARIO) y la otra como Operación “Georgias”, nombrando el 25 de marzo como Comandante al General de División Osvaldo José García, quién expuso el 26 de marzo el Plan de Operaciones..

La decisión de ocupar las Islas Malvinas tenía por objeto:

  • AFIRMAR Y DEFENDER la posición argentina en Georgias.
  • IMPEDIR que Gran Bretaña militarizara las Islas y estableciera un sistema de defensa naval y aéreo en ellas.
  • IMPEDIR el refuerzo e la posición británica en la zona, ya que esto incidiría en forma negativa sobre los derechos, estrategias, posiciones y objetivos de Argentina en el Atlántico Sur y en Antártida.
  • ACTIVAR las negociaciones y MEJORAR la posición negociadora Argentina.