Gran Bretaña: el canciller inglés Francis Pym que viajará mañana a Washington para presentar un plan británico de paz, añadió que en “ningún momento puede excluirse” una acción militar para expulsar a las fuerzas argentinas de las Malvinas, ni siquiera durante las propias conversaciones. Por su parte el ministerio de Defensa Inglés señaló que armaba a los caza Harrier con cohetes Sidewinder y, enviaba nuevos torpedos computarizados Singray a su escuadra.

  • Escocia: apareció en dicho lugar el submarino atómico inglés “Superb” que se suponía estaba patrullando el área de las islas Malvinas.

Colombia: El canciller de ese país, expuso la posición asumida por su país en el Consejo Permanente de la OEA, manifestando particularmente que Colombia no deja ni dejará de respaldar a la Argentina en su aspiración de soberanía sobre las islas Malvinas.

Uruguay: El ministro de Relaciones Exteriores declaró que su país brindará apoyo solidario a la Argentina en su litigio con Gran Bretaña.

Actividad Operacional:

  • Un Boeing 707 argentino sin armamento, en funciones de reconocimiento, detectó la flota británica navegando en el Atlántico Sur, observando que la misma se encontraba a 500 millas náuticas al Sur de las Islas Ascensión, navegando a su frente el portaviones “Hermes”, del cual partió un caza a reacción Harrier armado con cohetes Sidewinder que lo alejó de los navíos.
  • Comentario: El Almirante Woodward (Comandante de las Fuerzas Británicas) en su libro “One Hundred days” (100 días), describe como veinte segundos separaron a un Boeing 707 de línea brasileño de un misil británico AIM-9L Sidewinder de un avión de caza a reacción Harrier, al confundirlo su piloto con una aeronave Argentina manifestando : “Todo el curso de la guerra habría cambiado si esa tragedia ocurriese”…
  • En el marco de la Operación Paraquet el destructor británico HMS Antrim y el buque tanque RFA Tidespring llegan a la Isla Georgia del Sur, donde14 soldados del 19º Comando del 22º Regimiento del Servicio Aéreo EspecialSAS, son enviados en dos helicópteros (Wessex HU.Mk.5) a una misión de reconocimiento en el glaciar Fortuna, con la finalidad de golpear por la retaguardia al grupo de la Armada Argentina que se encontraba a cargo de la custodia de las Islas. Esta misión casi termina en desastre después que las aeronaves se destruyeran por las malas condiciones meteorológicas, iniciándose las actividades de rescate.