Para las tropas de intervención, las condiciones climáticas siguen siendo especialmente duras, ya que se encuentran a cielo abierto “y si todavía no atacaron -dicen los expertos militares- es por dificultades de aprovisionamiento y falta de cobertura aérea”.

Naciones Unidas: Gran Bretaña y Estados Unidos vetaron hoy el proyecto hispano-panameño de cese del fuego en el conflicto bélico por las Malvinas, e impidieron de esa manera poner en práctica la resolución para detener la lucha en las Malvinas.

Guatemala: El gobierno de la Argentina aceptó la ayuda militar ofrecida esta semana por la Junta Militar de gobierno de Guatemala, consistente en el envío de 350 soldados de élite, informó el encargado de negocios argentino en esta capital.

Río de Janeiro: El gobierno de Brasil anunció que no permitirá que un avión británico Vulcan, que había sido obligado a aterrizar en ese país por invadir el espacio aéreo regrese a su base en la isla Ascensión, mientras se considere una petición argentina para la detención de la nave, de acuerdo a lo estipulado por Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR).

Lima: El canciller, Javier Arias Stella, denunció que Francia se niega a entregar misiles Exocet adquiridos por Perú por temor a que este país los transfiera a la Argentina para que los utilice en su conflicto con Gran Bretaña por las Malvinas.

 

ACTIVIDADES OPERACIONALES.

Las posiciones británicas en el monte Kent fueron intensamente bombardeadas hoy por las escuadrillas de la Fuerza Aérea Argentina. Los pilotos argentinos también realizaron tareas de exploración y reconocimiento sin encontrar oposición por parte del enemigo.

  • También fueron hostigados las posiciones británicas en el monte Challenger y en el cerro Dos Hermanas, donde ayer se concentró el fuego de la artillería argentina.
  • En las últimas 48 horas las hostilidades quedaron reducidas a intercambios de disparos de artillería y a operaciones de patrullas que dieron lugar a escaramuzas sin consecuencias importantes.

A causa del ataque al HMS Invencible, el Comando Británico modifico los planes que preveían dirigirse por tierra y helicópteros de San Carlos a Fitz Roy, razón por la cual el grueso de la División compuesta por Guardias Galeses y Escoceses fueron transportados por modo marítimo.