Londres: Como consecuencia del desarrollo del combate de Darwin –Goose Green se reconoce el derribo de un helicóptero “Scout” británico.

  • El gobierno británico informó que los buques hospitales británicos están siendo usados para proveer asistencia a los heridos de ambos bandos. Prisioneros argentinos serán transferidos al RFA “Sir Percivale” y a una embarcación mercante requisada. Las naves trasladarán luego a los prisioneros fuera del área de operaciones.
  • La Bahía Fresinet fue bombardeada, durante cuatro horas, por fragatas de la Royal Navy, con el objeto de preparar la zona, totalmente minada, para un inminente desembarco.

OPERACIONES EN MALVINAS

A las 1430 horas, 2 aviones Super-Etendard de la Armada Argentina, equipados con proyectiles “Exocet” y 2 aviones A4C de la Fuerza Aérea Argentina, provistos con bombas de alto poder, atacaron un buque tipo portaaviones, dejándolo fuera de combate a causa de los graves daños recibidos.(Portaaviones Invencible).

  • El buque identificado como un portaaviones por los pilotos de los A4C, se encontraba situado 90 millas al Este de Malvinas. Además del tipo de buque los pilotos mencionados observaron densas columnas de humo e incendios a bordo.
  • Como consecuencia del accionar de la defensa antiaérea inglesa dos A4C propios fueron derribados.

ACONTECIMIENTOS PREVIOS AL COMBATE DE “TOP MALO HOUSE”

El 29 de mayo de 1982 a bordo de dos helicópteros, 13 comandos argentinos pertenecientes a la Compañía de Comandos 601 (recientemente llegados a Puerto Argentino), habían sido trasladados hasta la base del Monte Simons para actividades de exploración y reconocimiento. Después de una dura jornada de marcha a pie alcanzaron una ubicación adecuada en la parte superior del monte, que les permitió observar un corredor aéreo enemigo que permitía el traslado de cañones y bultos por medio helitransportado. Esta información con sus detalles fue trasmitida a Puerto Argentino hasta que los británicos interceptaron e interfirieron el enlace radioeléctrico.

  • Con las primeras luces del día 30, tras una noche nevada, el grupo de élite emprendió la vuelta sobre la dificultosa turba rumbo a Fitz Roy, distante a 25 kilómetros en sentido sur y en dirección a la capital isleña, con la intención de tomar contacto con la fracción argentina más próxima. Con sus hombres mojados hasta la cintura tras haber cruzado el arroyo Malo y previendo otra noche helada, su jefe tomó la riesgosa decisión de hacer un alto en un galpón de madera y chapas que tenía dos plantas. Su jefe interpretaba que se corría un gran riesgo en esta resolución, pero tenía el condicionamiento de perder la mitad de sus hombres por que tenían principio de congelamiento en sus pies.